Guía para la mudanza perfecta

¿Existe la mudanza perfecta o como algunas cosas en la vida ésta es imposible de encontrar? ¿Hay alguna manera de poder trasladar las pertenencias propias de un sitio a otro de España sin incurrir en desperfectos, disgustos, retrasos o contratiempos? En Jesmatrans sabemos que sí, que hay una mudanza perfecta, pero como no queremos realizar afirmaciones precipitadas que puedan hacerte pensar que exageramos, ahí van los cinco pasos que convierten un traslado de objetos y enseres en un arte, en el arte que todos los días llevamos a cabo.

De entrada, Profesionalidad. Quizá creas que todos los que se dedican a este negocio la implementen en el día a día, pero qué va. No sería la primera vez, y por desgracia para el sector, la última que todo un envío acaba extraviado, golpeado o deteriorado a causa de una mala gestión de la mudanza. Las prisas, un mal embalaje, la mala sujeción de los bultos en la caja del camión o la nula planificación de la ruta del trayecto pueden convertir tu plácido traslado de una ciudad a otra en una ruta infernal en la que no vas a encontrar nada más que problemas.

Segundo punto: Originalidad. En efecto, las propuestas que te vamos a hacer llegar para que gestiones la mudanza con nosotros son novedosas y únicas en el mercado. Eso no significa que vamos a ir disfrazados o que nuestros vehículos tienen luces de colores en todas las esquinas, sino que la forma de atenderte es tan novedosa, efectiva y original que somos los únicos que la llevan a cabo.

Tercer punto: Decisión. Esta característica es esencial, diríamos que conforma la espina dorsal de nuestro plan de diseño de mudanzas. Si quieres llevar a cabo un traslado nacional desde Santiago a Cádiz y las empresas a las que llamas te contestan con evasivas o con indirectas, seguro que tus recelos se van a poner en marcha. Pero si nos llamas a nosotros te vamos a decir que sí, pero no de forma irreflexiva, sino porque sabemos que lo podemos hacer.

Cuarto punto: Entrega. No se entiende una empresa de mudanzas si no hay una entrega absoluta para con el cliente. Puedes tener un diseño de página flamante y atractivo, un camión nuevo y rutilante que acabas de comprar y unos uniformes adquiridos en unos conocidos grandes almacenes, pero si no sabes llegar al cliente eres poco menos que una cáscara sin contenido. Por eso para Jesmatrans lo esencial es lo que el cliente considere como tal. Así de sencillo.

Quinto punto: Responsabilidad. Es el punto final de todo el proceso, el que resume y certifica que todo ha salido bien y que se ha hecho conforme a lo establecido. Si te das cuenta, todo resumido forma una palabra muy sugerente: PODER. Y en efecto, en Jesmatrans estamos seguros de poder hacerte la mudanza que tanto necesitas de forma económica, sencilla, rápida y libre de problemas. Al fin y al cabo nuestra experiencia nos avala, y tu satisfacción está garantizada. ¿Quieres comprobarlo? Solamente tienes que ponerte en contacto con nosotros.